Monumentos de Andorra

Ruta gratis por las esculturas y monumentos al aire libre de Andorra

En este artículo te damos ideas para que puedas organizar algunas rutas por los monumentos de Andorra. Algunos ya los conoces, pero seguro que descubres al menos uno nuevo para ti. Lo que tienen en común es que los puedes combinar con otras actividades, no tienen coste alguno y a la mayoría se pueden acceder con perro.

Uno de los monumentos de Andorra más famoso

“La noblesse du temps” está situado en la plaza de la rotonda, sobre el río Valira. Es fácil que te cruces con él mientras disfrutas del shopping por las calles más céntricas del país. La escultura creada por Salvador Dalí simboliza el paso del tiempo. La corona que está sobre el reloj es la representación que el artista hizo del dominio del tiempo sobre la humanidad. Otro punto interesante, queda justo detrás de esta pieza de arte: el puente de París, con las famosas letras de Andorra la Vella que se iluminan por la noche. Es uno de los lugares más Instagrameables de la capital. Muchas familias y parejas se paran delante de la escultura para hacerse la foto con el cartel de fondo.

Un paseo por un pueblo de cuento en Sant Julià

Auvinyá es un pueblito de “relativa” nueva construcción surgido de una iniciativa privada. Se trata de una urbanización recreada como un pequeño pueblo medieval construido con madera, piedra y pizarra, con detalles que te transportarán a esta época. En esta localidad también se encuentran los viñedos de Casa Auvinyà, famosos por la producción de su vino de altura que también puedes visitar (actividad de pago). Todavía queda más… Ya que te encuentras en esta parte de Sant Julià, sigue la carretera hacia la Rabassa y llega hasta los jardines de Juberri. Otro lugar mágico donde el arte y la naturaleza se fusionan. Te sorprenderán sus esculturas repartidas por toda la zona de animales, monumentos famosos de grandes ciudades o seres mitológicos.

Una taza de té entre las montañas

Suena a planazo, pero se trata de otra escultura. Si eres un fan de Andorra, seguro que la conoces: es la famosa “Tormenta en taza de té” que puedes ver en el Coll de la Botella, cerca de Pal. Una gran estructura metálica que recrea una taza sobre un plato gigante. Para llegar a ella pasarás por Pal, otro pueblo de montaña en el que bien vale hacer una parada y pasear por sus calles. Si vas con niños no puedes dejar de recorrer la ruta por el “Bosque de los Menairons”, donde viven estos seres mágicos. Estas tres visitas las podrás hacer sin problema con tu compañero de cuatro patas.

Arte en plena naturaleza

Otra escultura que seguro que también conoces. Se sitúa en la estación de esquí de Arcalís a 2155 metros de altura y lleva por nombre “Punto sublime”. Por como está inclinada, parece que esta “O” gigante tenga que salir rodando por la ladera de la montaña. Esta visita la puedes combinar con el mirador solar y también es el punto de inicio de rutas de montaña, como los lagos de Tristaina. Todas ellas, rutas para compartir con tu amigo de 4 patas y aptas para hacer con niños también.

Un auténtico puente medieval

Otro de los monumentos de Andorra que te presentamos es el puente de la Margineda. Construido en el siglo XV es el único de sus características que queda en el país: con 33 metros de longitud y un solo arco de nueve metros y medio. Está situado en el antiguo camino real que lleva a Andorra la Vella desde Sant Julià y al paso del Río Valira. Puedes llegar paseando desde la capital o en coche. Estos son algunas de las esculturas y monumentos de Andorra al aire libre, pero hay muchos más. Como la mayoría de las rutas son pet friendly podrás aprovechar para disfrutarlas con tu perro. ¿Ya has elegido con cuál te quedas?